Post image for 8 Precauciones Cuando Se Lleva Un niño A Una Casa Donde Hay Perros

8 Precauciones Cuando Se Lleva Un niño A Una Casa Donde Hay Perros

by Edgar Saenz on June 21, 2011

Perro y nino

Cuando tengas la oportunidad de visitar a un amigo o un pariente, y este tenga un perro como mascota debes de tener mucho cuidado al entrar a casa. Muchas veces el niño piensa que es un juguete o se puede confundir con su verdadera mascota que tiene en su casa.

En realidad pasamos por alto estas consideraciones que nos puede costar caro si nos descuidamos con nuestro hijo. Porque ellos no son consciente del peligro que afronta por su corta edad y falta de experiencia. Es el motivo principal por el cual te digo cuales son las precauciones que debes tomar.

Las precauciones que debes tomar cuando se lleva un niño a una casa donde hay un perro para evitar que ocurra un accidente e  incluso una tragedia. Para esto es bueno tomar en cuenta lo siguiente:

  1. El perro de esa casa debe haber sido socializado con niños desde que era un cachorro de manera que este acostumbrado a ellos.
  2. El perro debe ser obediente y responder rápidamente a las órdenes básicas como “quieto”, “sentado” y demás,  de forma que el animal este siempre controlado y no llegue a actuar de forma inesperada por su cuenta.
  3. Si va a llegar un niño a su casa, antes de que este llegue, usted debe modificar la forma como controla a su perro, y para ello usted puede  acostumbrar  a  su  perro, a partir  de  una  simulación: comportándose usted más como un niño. Este manejo debe enfocarse en las orejas, la cola, las patas, etc. Inicialmente debe acariciarlas y luego debe halarlas gentilmente. El perro debe ser premiado por aceptar este contacto. También sería beneficioso si otro niño puede tocar al perro mientras se le recompensa con comida o con elogios. Con esto se busca acostumbrar al perro a los posibles malos tratos a que los someta un infante.
  4. El perro debe ser enseñado a no robar comida o juguetes de la mano, sino a tomar estos objetos de forma gentil después de que se los hayan ofrecido. El practicar con la ayuda de otros niños, mientras se completa el entrenamiento, sería beneficioso ya que el perro aprenderá a no robarle objetos a los niños pequeños ya que este comportamiento puede acabar en accidente.
  5. La rutina con el perro debe ser modificada, anticipando la llegada de un nuevo niño ya que si el perro está acostumbrado a pasar todo su tiempo con su amo, este tiempo debe ser reducido gradualmente para que no ocurran reducciones repentinas cuando llegue el niño cosa que el animal puede resentir al sentir que está siendo relegado.
  6. Una vez que llegue el nuevo bebé, los perros deben ser premiados, bien sea con comida o con elogios, cuando se encuentren en presencia del bebé para que se acostumbren a relacionar la presencia del niño con el placer como forma de condicionamiento. Alejar al perro bruscamente, o gritarle que se aleje cada vez que aparezca el bebé, puede llevar al perro a percibir al niño como una experiencia negativa y llegar a asociarlo con una especie de amenaza.
  7. Nunca se debe dejar a los niños pequeños solos con un perro. Los niños no tienen concepción del dolor o del sufrimiento en los demás y pueden tratar al animal como si fuera un juguete. Y un perro por más fiel que sea se defenderá ante lo que considera un maltrato excesivo de la única forma que conoce, mordiendo. Muchos accidentes de este tipo se han producido aun con perros considerados de compañía.
  8. Los aspectos de la salud canina, tales como la desparasitación y el control de otros parásitos, debe ser parte de la rutina de un amo responsable. Sin embargo, se debe tener mucho cuidado para asegurar que estas rutinas no queden de lado debido a todas las nuevas actividades asociadas a la llegada de un nuevo bebé. Un nuevo bebe puede absorber a la familia y hacer que el cuidado de las mascotas quede de lado lo cual tampoco se debe permitir.

Previous post:

Next post: