El Gato Angora Turco

by Edgar Saenz on February 18, 2014

gato angora turco

El gato angora turco, características

El Angora Turco es un gato extremadamente atlético y elegante, una de las razas más vistosas y populares. Su tamaño podemos decir que es entre pequeño y mediano. Las hembras pesan poco más de 3 kilogramos y los machos adultos hasta cuatro kilos y medio.

El gato angora turco está clasificado como de pelo Semi-Largo y los colores reconocidos son similares al Maine Coon y al Bosque de Noruega y cualquier tonalidad tales como ámbar, cobre, verde, azul o dispares (en los ejemplares de color blanco).

 Características

El angora turco es de cuerpo esbelto y musculoso y las patas traseras son más altas que las delanteras. Las almohadillas plantares son de pequeño tamaño. El manto es largo y sedoso llegando a formar una especie de collar en el cuello, en el caso de los machos adultos. La cola de un Angora Turco es acusada y de mucho pelo, por lo general la mantienen a menor altura que el cuerpo.

La cabeza del angora es de pequeño tamaño llegando a considerarse mediana, su hocico es afilado fundiéndose con las mejillas. Sus orejas, grandes y erguidas, se sitúan casi por encima de la cabeza y son bastante puntiagudas.

Los ojos son oblicuos, grandes y ovalados. Pueden ser de color verde, azul, ámbar o cobre. El mentón es ligeramente redondo formando una línea perpendicular con la nariz. El cuello ha de ser delgado y elegante.

 Carácter y temperamento.

Quien se decide a tener como mascota a un Angora Turco puede estar seguro que verá en este un gato activo, fiel, cariñoso e inteligente, llegando a reconocer hasta diez palabras, nada mal para un felino. Su carácter es gentil, simpático y juguetón, les encanta jugar con pelotas pequeñas e incluso son capaces de atrapar en el aire los juguetes que les arrojamos.

El gato de angora preserva grandes instintos de caza, por lo que en muchas ocasiones puede regresar a casa con alguna presa entre sus dientes. Aman el escalar por cuanto objeto encuentren por su camino, incluso por las paredes.

 El angora como mascota

A estas mascotas se le debe tratar con cariño pues aprecia mucho a sus dueños y tiene gran paciencia con los niños, a pesar de su independencia felina. Por lo general gustan de convivir con una sola persona o tener alguien preferido en la familia. No pocas veces se les ve restregándose entre las patas o ronroneándole a su dueño.

El gato de angora turco detesta todo lo que pueda molestarlo como el ruido alto, las luces brillantes y los olores desconocidos. No resisten estar encerrados ni que se les mantenga en constante movimiento, odian los viajes.

Previous post:

Next post: