Los Cuidados del Gato Persa

by Edgar Saenz on February 10, 2014

gato persa

 Uno de los gatos más aristocráticos es el gato persa, es un gato de pelo abundante y cara achatada, no es un animal muy activo, al contrario, es muy dormilón y aunque gusta mucho de los cariños de sus dueños, no es un gato muy cariñoso.

El gato persa requiere de pocas atenciones, con sólo un buen sofá para dormir estará muy feliz, sin embargo su abundante pelaje si precisa de muchos cuidados, ya que es necesario cepillarlo a diario, para evitar que se le formen nudos.

Debido su abundante pelo se le debe de cuidar también el lagrimeo, es necesario mantener los ojos limpios de lagañas, para evitar que el pelo alrededor de ellos se manche, además que de esta forma, le evitarás infecciones.

Debes de mantener las orejas de tu gato persa muy limpias, para ello puedes utilizar un algodón húmedo, limpiando de adentro hacia afuera, nunca en sentido contrario ya que esto puede traerle infecciones al oído; de preferencia usa alguna loción, o también puedes llevarlo unas tres veces por año a una estética de animales, en donde le realizarán un aseo profesional.

Para cortarle las uñas a tu gato persa es necesario que compres un alicate especial para uñas de gato y sólo cortes en la parte blanca de las uñas, debes de tener cuidado de nunca hacerlo en la zona de los dedos, ya que puedes lastimarlos mucho si le cortas de más, si no cuentas con un alicate especial para uñas de gato, es preferible que lo lleves a la veterinaria a que le realicen el corte,  un mal corte de uñas puede lastimar a tu mascota.

Comprarle una tabla para que juegue y afile sus uñas, ayudará a que tu gato persa no rasguñe los muebles y evitará que las uñas le crezcan demasiado rápido.

La caja de arena de tu gato persa debe de colocarse en un lugar tranquilo, en donde éste no sea molestado al hacer sus necesidades, de otra forma puede tomarle cierto miedo y entonces la evitará, trata de colocar la caja de arena lo más alejado posible del lugar en donde está el alimento de tu gato, ya que le molesta comer cerca del lugar en donde hace sus necesidades.

En lo que respecta a la comida, dale comida para gato y evita darle comida natural, ya que puede hacerle daño, así como también la comida de perro.

En conclusión, el gato persa es un gato de buen carácter y un buen compañero, aunque no te va a requerir demasiada atención, puesto que se la pasará durmiendo la mayor parte del día.

Previous post:

Next post: