Los Tumores en los Perros

by Edgar Saenz on July 19, 2014

Los Tumores en los Perros

 A los perros de la misma forma que a los humanos pueden aparecerles tumores en el cuerpo, ya sea en los órganos, los huesos, o la piel, estos tumores en los perros pueden ser cancerosos o benignos y muchos de estos animalitos los padecen, sobre todo cuando tienen una edad avanzada.

Los tumores en los perros con cáncer, pueden aparecer tanto en los perros viejos como en los jóvenes, aunque es más común que se desarrollen después de los diez años de edad, se originan por el aumento descontrolado de las células y esto provoca que se dé un crecimiento de tejido en esa zona del cuerpo, lo que se le conoce como tumor canceroso, que puede diseminar las células cancerosas a otras partes del organismo.

Los tumores en los perros que no son ocasionados por el cáncer, es decir que son benignos, son más comunes en los perros viejos, también se originan por el crecimiento descontrolado de las células, pero este tipo de tumores no se diseminan a otras partes del cuerpo.

El principal síntoma de los tumores en los perros es un bulto que se le nota en alguna parte del cuerpo, esto parece ser una inflamación que en lugar de desaparecer va aumentando paulatinamente de tamaño, aunque no todos los tumores son visibles superficialmente, ya que muchos de ellos están muy dentro del organismo de la mascota y cuando se notan es porque ya están muy grandes.

Por eso es muy importante estar al pendiente en el caso de que se lleguen a presentar otro tipo de síntomas que pueden indicar tumores en los perros, como pueden ser los siguientes:

  • Que el perro deje de comer, o coma menos de lo normal.
  • Que baje de peso significativamente.
  • Que presente algún sangrado ya sea rectal, vaginal, de oídos, garganta, nariz, o en la orina.
  • Que pierda el interés en los juegos o actividades que realizaba anteriormente.
  • Que se muestre muy cansado o duerma más que de costumbre.
  • Que presente llagas sin causa aparente que no sanan con facilidad.
  • Que camine o se mueva con dificultad.
  • Que tenga dificultad respiratoria.
  • Que le cueste tragar sus alimentos.
  • Que presente irregularidades al evacuar o al orinar.

En caso de que se presente alguno o varios de estos síntomas es necesario llevar a la mascota con el médico veterinario lo más pronto posible, para que lo revise y en caso de ser necesario le realice los análisis pertinentes para detectar tumores en los perros, o cualquier otro tipo de enfermedad.

 

Previous post:

Next post: