Post image for Sabes Porque El Perro Entierra Su Hueso

Sabes Porque El Perro Entierra Su Hueso

by Edgar Saenz on May 22, 2011

Labrador escondiendo su hueso

Por qué los perros entierran los huesos?

Es muy sorprendente cuando vez a tu perro que come su hueso, pero mas sorprendente y fantástico es como después de haber mordido y comido un pedazo de hueso con un esfuerzo muy grande se ve obligado a esconderlo para después poder seguir comiendo.

Siempre busca un lugar en el terreno que este seco, no este húmedo porque de lo contrario se  puede malograr. inteligente verdad?

En muchas ocasiones se puede observar como un perro toma un juguete, un hueso, una carnaza o incluso su comida y la lleva a algún lugar en donde procede a enterrarlo. Este comportamiento que puede parecer algo divertido e incluso entretenido para algunos dueños, pero para otros puede resultar problemático si el objeto enterrado es el control remoto del televisor, por ejemplo, o si destroza las plantas del jardín. Es aquí que este comportamiento se vuelve problemático por lo cual el dueño debe buscar eliminar el problema rápidamente.

Antes que nada debemos entender las raíces de este comportamiento para lo cual hay que remontarse al pasado cuando los perros, o sus ancestros mejor dicho, vivían en estado salvaje y se dedicaban a cazar y alimentarse de presas demasiado grandes que no podían comerse por completo en ese momento, por consiguiente tomaban trozos de dicha presa y los enterraban en lugares estratégicos para después, en épocas de carencia de alimento buscarlas por medio del olfato hasta encontrarlas y poder alimentarse. Por este motivo a pesar de que el perro es un animal domesticado desde hace miles de años, muchos de ellos aún conservan algo de este instinto y normalmente cuando optan por enterrar parte de su comida lo hacen pensando que después la tendrán a su disposición cuando vuelvan a tener hambre o simplemente cuando quieran saborear algo que les guste.

No obstante, es sabido que cuando en una casa conviven dos perros o más, esta conducta se produce debido a que se crea una especie de competencia por  el alimento, ya que siempre hay un perro que come más rápido y en más cantidad que los otros, lo que  trae como consecuencia que los otros escojan salvar o rescatar su comida para después y de esa manera no quedarse sin alimento. Si este es el caso de sus perros, una buena sugerencia es  que trate de darles por separado el alimento. Sin embargo, hay casos en que se puede llegar a observar que aún, a pesar de esto, uno o más perros aún siguen enterrando su comida, por lo cual para resolver eso, tendrá que tomarse un poco más de tiempo y permanecer cerca del perro que tenga ese comportamiento y hacer que sienta mayor seguridad y confianza hasta que finalmente entienda que ya no es necesario que esconda su alimento, es decir que esta está totalmente segura.

Comiendo su huesoSi aun así, a pesar de todo esto, su perro sigue comportándose igual y llenando el jardín de huecos es recomendable que le ofrezca algo y que cuando corra a enterrarlo lo siga, lo corrija con un contundente NO y le retire lo que le ofreció como una forma de castigo. Esto puede tomar algún tiempo, pero si usted es constante, probablemente logre su cometido. En el caso de que el animal no tenga ganas de comer lo que usted le ofreció, puede proceder a guardarlo usted mismo en un lugar donde su perro lo pueda ver y oler pero que no lo pueda alcanzar para que sea el perro quien se lo pida, de modo que cuando lo haga usted se lo de y proceda a seguirlo para ver cuando y donde lo entierra y así efectuar la medida correctiva del caso.

Otra  sugerencia que puede aplicar es hacer que el perro le pida su regalo,  el cual   puede ser un hueso con carne o algún tipo de golosina para perros, el cual debe dejar en un recipiente donde él lo pueda ver. También, cuando compre algo de comida para el perro, enséñesela y déjelo que la huela con el fin de que se interese por ella. Posteriormente muéstrele el lugar donde va a guardar el alimento, el cual obviamente debe ser un lugar que esté fuera del alcance del perro para que este no pueda robarlo. Así cada vez que el perro observe el lugar o le ladre regálele un poco de comida como recompensa (puede ser una galleta para perros). De esta forma también le puedes enseñar al animal a pedir las cosas y no tomarlas cuando él las quiera.

El comportamiento de enterrar la comida podría también ser una manera de demostrar que no le gusta el alimento que le das, así que es bueno que esté pendiente de qué hace el perro después de que saca la comida de su plato y la entierra en el jardín de la casa. Si ve que no la vuelve a tocar, es por algo.

Previous post:

Next post: